COLCHÓN ANTILLAGAS CON COMPRESOR AUTOMÁTICO SILENCIOSO

El colchón antillagas sirve para evitar, reducir o mejorar lesiones de la piel o escaras y lesiones musculares a personas postradas por tiempos prolongados o de forma definitiva.

Las llagas o escaras  aparecen por el reblandecimiento de la piel, la constancia de la humedad provocada por sudor, la proliferación de bacterias y hongos.

Evitan ese microambiente apto para la proliferación provocado por dichas condiciones, así como por el contacto permanente con la cama al que se somete la superficie corporal en tiempos prolongados. La falta de movimientos o cambios de posición y la imposibilidad para acostar de otra manera a la persona postrada producen las condiciones para la aparición de llagas.

El colchón antillagas está construido por un sistema de burbujas y conductos que se inflan y desinflan alternadamente para evitar una presión y un contacto constantes sobre los mismos puntos o partes de la piel. La cantidad de burbujas y conductos y el funcionamiento del sistema garantizan mucho confort a su ocupante. La operación de este sistema permite que las partes del cuerpo expuestas al contacto con la superficie de la cama descansen, reciban aireación entre los espacios de baja presión hacia la piel; estos espacios son logrados por el movimiento del colchón. La superficie de contacto del colchón, en movimiento, genera un ligero masaje y contribuye a realización de la circulación sanguínea capilar en la piel, liberada de la presión, así como asegura oscilaciones imperceptibles en el paciente todo el tiempo. Todo eso hace más cómoda y saludable su permanencia y hace innecesaria la rotación constante de su usuario.

El colchón antillagas está fabricado con PVC atóxico, sirve para personas hasta con un peso de 135 kg, dispone de un motor de inflado con regulador automático para asegurar los cambios y el óptimo funcionamiento de su sistema. Dicho control puede graduarse para regular la velocidad de cambios, movimientos e inflado de burbujas. El regulador de pequeñas dimensiones no produce vibraciones y consta de un compresor ultra silencioso de bajo consumo eléctrico. Generalmente las medidas el colchón extendido son de alrededor de 2 metros de largo por 1 metro de ancho y de 5 a 10 centímetros de espesor durante la inflación. Al doblarse el colchón se forma un paquete de más o menos 35 por 20 por 15 centímetros.

Su peso resulta de 1.5 a 1.9 kg. Cuenta con más de un centenar de burbujas o celdas y como dos docenas de conductos. El volumen de aire albergado en el interior del colchón va de 3 a 10 litros o de 4 a 12 litros. El compresor tiene un tamaño como de 20 por 10 por 5 centímetros y un peso de 600 a 800 gramos. Alcanza una presión que se ajusta entre 110 y 140 mmHg. Su caudal o choro de aire es de 2.5 a 4 litros por minuto y su ciclo de alternancia de 3 a 5 minutos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *