COLCHONES Y UTENSILIOS DE CAMA CON RETARDANTES AL FUEGO

Los retardantes al fuego son compuestos inhibidores de la combustión o de la resistencia a la flama de materiales susceptibles de ser quemados. Actúan como barreras o retardantes.

En caso de suceder, aseguran el quemado del material sin la propagación rápida o de la presencia elevada de flamas.

El material se consume al ser expuesto al fuego permanente con una más baja combustibilidad. Estos compuestos se pueden mezclar con el material o aplicar a la superficie de los objetos o materiales, así como se pueden integrar por medio de la reacción química durante la elaboración del material.

Deben sujetarse a normas estrictas, señalar ampliamente sus capacidades y características. En colchones y utensilios de cama, son indispensablemente requeridos, por cuestiones de seguridad, para centros penitenciarios. Al no poderse usar como materiales combustibles, se evita su ocupación para actos vandálicos y motivadores de terror.

Esto contribuye a un trabajo penitenciario menos complejo y con menor incertidumbre. Al contar con este tipo de productos y utensilios, se eliminan muchos riesgos de incendios provocados por descuidos e imprudencias y se crean espacios de mayor seguridad. Los forros, sábanas y cobijas se impregnan con los retardantes y los acojinamientos de hule espuma se producen con estas características desde su reacción química. Sobre los materiales con estos retardantes se prolonga el tiempo para efectuarse la combustión, se extingue rápidamente la flama, o no se levanta la flama a pesar de su sometimiento a fuegos constantes provenientes de otros objetos o fuentes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *