El dormitorio ideal

Ámate a ti mismo. Ama tu cama.

Amarse a sí mismo requiere un compromiso a largo plazo con los tres elementos básicos para la salud: nutrición adecuada, ejercicio regular y sueño adecuado. Cuando realmente quiere consentirse usted deberá invertir ocasionalmente en mimos o experiencias de lujo para recompensarse y recargar energías.

Crear un santuario del sueño para ser más feliz, más saludable.

Esto puede incluir un viaje periódico al spa, una cena extravagante, la bolsa de diseñador más reciente, un dispositivo de alta tecnología o un fin de semana especial. Si bien todos ellos pueden hacernos sentir rejuvenecidos temporalmente, tenemos que aspirar a sentir esa sensación cada día. Puede parecer una ilusión pero en realidad hay formas rentables, saludables y que nos ahorran tiempo para mimarnos y consentirnos a nosotros mismos a diario. De hecho, la mejor manera es tan simple que usted puede hacerlo mientras duerme… literalmente.

¿Cuál es el secreto? Crear el dormitorio ideal: un santuario del sueño personal. Eso es correcto. Haga de su dormitorio un retiro especial un ambiente acogedor y cómodo que sea propicio para la relajación y el sueño reparador.
No sólo puede hacer que se sienta como un rey, su entorno de sueño, incluyendo el colchón y ropa de cama, tienen un gran impacto en la calidad y cantidad de su sueño, lo cual que determinará cómo va a funcionar y cómo se sentirá todos los días. Incluso el tamaño ideal de su dormitorio puede afectar su nivel de comodidad. Independientemente del presupuesto, hay pasos que cualquiera puede tomar para mejorar su entorno. Hemos creado esta guía para ayudarle.

“Club amo mi cama”

Únete a los millones de estadounidenses que están despertando a la realidad de que un colchón nuevo puede hacer toda la diferencia. No te conformes con menos de lo que mereces. Si no despiertas pensando, “¡Amo a mi cama!”, podría ser el momento de pensar en separarse y enamorarse de una nueva cama.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *