VINILES PARA COLCHONES Y UTENSILIOS DE CAMA

El vinilo es un plástico muy versátil y ampliamente ocupado, comúnmente se le conoce como vinil o PVC común (por su siglas). Este material plástico debe su nombre a una de la sustancia de su composición química, a un radical derivado del etileno.

El PVC atóxico es un plástico antibacterial, antifúngico y con garantía plena de antitoxicidad.

Por los aditivos empleados para hacerlo flexible y convertirlo en tela y otros productos elásticos, el PVC resulta teratogénico (provocador de malformaciones de feto en 3 primeros meses), cancerígeno o provocador de esterilidad. Por eso es fundamental someterlo a procesos de elaboración apropiados y garantizados. Para evitar esos riesgos se ha descubierto y producicdo el PVC atóxico que resulta ser un plástico antibacterial, antifúngico y con garantía plena de antitoxicidad.

Este plástico cumple con las normas internacionales relacionadas y de control. Puede certificarse o someterse a pruebas y verificaciones de normas y resistencia. Cuando se produce de una calidad específica, ofrece muchas ventajas al aplicarse en la elaboración de utensilios para cama como, fundas, almohadas y protectores, en el forrado de colchonetas para camilla y muebles médicos con acojinamientos; en cojines, asientos, así como en varios tipos de colchones como los hospitalarios, antillagas, de agua o aire.

Es impermeable, resistente a sustancias químicas, detergentes, alcoholes, jabones y yodopamina en bajas soluciones. Se puede producir con retardantes a la flama y con características que al quemarse le permiten no correrse y no gotear. Se puede sellar en lugar de coserse ya que su sello logra ser resistente a la presión. Se dispone de calibres adecuados para garantizar y facilitar el sellado hermético. Para esto se ocupa el ultrasonido. Las telas plásticas de vinil son muy durables, se desempeñan eficientemente. Se producen en amplias gamas de productos, diseños, colores, estampados, calidades y características.

Se cambian y actualizan por las modas, ofrecen precios competitivos en función de sus calidades relacionadas con la durabilidad de los productos que generalmente se mantiene durante periodos considerables. Las telas vinílicas y los productos elaborados conservan su apariencia y resisten al uso, se sometan fácilmente a limpieza y sencillos mantenimientos. No se manchan tan fácilmente y sirven como protección antimicrobianas y no permiten la aparición de moho. Algunos tipos de vinil se producen para resistir al fuego, a los climas y mantener resistencia.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *