VISCOLASTIC

El viscolástic está hecho por un tipo especial de espuma sintética y elástica obtenida con procesos de alta tecnología, es resistente y ofrece una suavidad extrema.

Este material se ocupa para la fabricación de colchones y almohadas porque da comodidad y ofrece sensaciones muy agradables al contacto.

Gracias a su elasticidad proporciona gran confort, se adapta a la forma del cuerpo y recupera su forma original después de quitarle la presión, por eso se dice que tiene memoria inteligente. Su adaptación permite el funcionamiento ergonómico de su superficie al cubrir todo el cuerpo recostado y distribuir la presión ejercida en toda la superficie de contacto.

Asimismo, al someterse a la presión corporal su elasticidad asegura que el resto de su superficie no sea jalada por el peso de la persona o por sus movimientos. La almohada o el colchón hecho de viscolástic, asegura mayor descanso y comodidad al mantener un amoldamiento al perfil del cuerpo, al ofrecer una agradable sensaciones se suavidad, al permitir una posición corporal saludable durante el sueño, al asegurar una distribución uniforme de la presión a todos los puntos de contacto y al eliminar su concentración en algún punto o parte corporal.

Por mantener la capacidad para distribuir la presión en todo el cuerpo garantiza que los músculos y las articulaciones se relajen, la circulación sanguínea tenga más fluidez y la posición corporal resulte mejor y más adecuada.

Los colchones y almohadas mencionados generalmente disponen de una capa de viscolástic como superficie de contacto, comprenden un conjunto integrado de otras densidades o diferentes materiales que permiten destacar el funcionamiento del producto y el disfrute de dicha capa. La composición, estructura, combinación e integración de los componentes del producto, concuerdan con las características pretendidas, el comportamiento y uso previsto. El diseño y la integración del producto, así como el funcionamiento equilibrado y coordinado de los distintos materiales o densidades, garantizan mayor adaptación del colchón y la almohada y mejor y correcta alineación del cuerpo. Trabajan para una mejor adaptación, transpiración y confort.

El viscolástic puede producirse con mayor o menor porosidad, es decir, con diferentes densidades del material que lo compone. Aunque las densidades de los materiales de viscolastic tienen usos y funcionamientos específicos, en términos generales, entre más denso y menos poroso resulta el material proporciona más la sensación de suavidad y hace funcionar mayormente su capacidad ante la presión. Otras características importantes de este material son su capacidad maleable, de adaptación, recuperación, traspiración, compresión, resistencia, elasticidad, ventilación y resilencia. Esta última se define como la capacidad de recuperación a su forma original después de recibir la carga o peso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *